Buscar trabajo en internet: 6 señales claras de estafa

Buscar trabajo en internet: 6 señales claras de estafa

febrero 1, 2019 0 Por Info Empleos

Como si preocuparte durante la búsqueda de empleo no fuera lo suficiente, estar completamente seguro de que tu carta de presentación se destaque por todas las razones correctas; asegurarte de que tu currículum sea casi perfecto; y tratar de hacer una buena primera impresión en la entrevista de trabajo, también tienes que lidiar con estafadores. Al buscar trabajo en Internet ya sea utilizando las redes sociales o cualquier otro medio nos enfrentamos a muchos peligros, por eso es de vital importancia conocer los claros signos de estafa con los que podemos toparnos al realizar una búsqueda de empleo en línea.

 

Seis señales de estafa a la hora de buscar trabajo en Internet:

1. El trabajo paga mucho

Por supuesto, todos queremos un trabajo que pague bien. Pero si están pagando más de lo que realmente deberían, deberías preocuparte un poco. Esto no significa que definitivamente sea una estafa, pero si significa que debes estar atento ante cualquier anomalía.

Si no estás seguro de lo que normalmente debería pagar el trabajo que estás solicitando, puedes hacer una comparación en sitios como PayScale y Salary.com. Y, obtendrás una idea de cuál sería el pago promedio para cualquier trabajo que desees. Cualquier cosa que esté por encima de la cifra obtenida en el sitio web podría ser signo de una estafa, pero tranquilo esto solo quiere decir que debes mantenerte alerta.

 

2. El nombre de la empresa es cuestionable

Muchos de los estafadores saben que la mayoría de los que buscan empleo son conscientes de estas estafas. Es por eso que a veces hacen una estafa imitando el nombre de una empresa real, pero con una ligera modificación. Por ejemplo, en lugar de decir que el administrador de contratación es de Microsoft, podrían decir que son de Microsoft Computer Inc. ¿Ves la variación? A veces, estos pueden ser difíciles de identificar, especialmente si se trata de un cambio pequeño, o si cambian solo un poco la ortografía en el nombre de una empresa. Asegúrate de que la empresa a la que estás solicitando empleo realmente exista, un chequeo rápido en línea puede confirmar si estás lidiando con un negocio legítimo o no.

 

3. Te ofrecen el trabajo demasiado rápido

No importa a qué tipo de trabajo estás aplicando, es muy probable que tengas que pasar por lo menos una o dos rondas de entrevistas antes de obtener el trabajo. Si un empleador le ofrece el trabajo basándose únicamente en su solicitud de empleo, tenga cuidado. Aunque esto pueda resultar en un gran impulso egocéntrico, al pensar que estás calificado para el trabajo, sería bastante imprudente para un empleador ofrecer un trabajo basándose únicamente en una solicitud.

 

4. Se le pedirá información personal

Detectar este tipo de estafas es bastante difícil. Después de todo, cuando te ofrecen un trabajo, vas a tener que enviar información personal (como dirección, fecha de nacimiento, información de cuenta bancaria para depósitos directos, etc.) como parte del proceso de contratación. Sin embargo todo se hace cuestionable cuando se le pide este tipo de información demasiado temprano, ya sea en la entrevista de trabajo o en el proceso de solicitud, si le sucede esto sin duda podría ser una estafa.

 

5. Hay errores gramaticales y ortográficos

Afortunadamente para todos aquellos que buscan trabajos flexibles o teletrabajo, los estafadores a veces pueden ser un poco descuidados. Esto sucede muy a menudo, sus descripciones de trabajo tienen errores tipográficos y otros errores gramaticales. A veces, se puede decir que a veces la redacción es incómoda o que no tiene sentido. Mientras que un par de errores gramaticales aquí o allá podrían atribuirse a un gerente de contratación súper ocupado o descuidado, ese error combinado con otros signos de estafa deben ponerte alerta e inclusive puedes preguntarte si estás leyendo una vacante de trabajo real o una falsa.

6. La información de contacto no es profesional

Cualquier contacto que proviene de una empresa (ya sea un reclutador, un gerente de contratación o su futuro jefe) debe ser profesional. Debe incluir el nombre de la persona y el nombre de la empresa. Cualquier correo electrónico que provenga de una cuenta personal puede ser un poco sospechoso.

También tenga cuidado si ve que la dirección de correo electrónico es similar a una profesional, pero no lo es en su totalidad. Por ejemplo, si la dirección de correo electrónico de la persona es [email protected], o [email protected], debería indicarle que puede tratarse de una estafa y preguntarte si estás tratando con un empleador real… o si estás tratando con una red que se dedica a estafar.

 

Ahora déjanos saber un poco, ¿Has sido estafado alguna vez? ¿Pondrás en práctica las recomendaciones anteriores? ¿Has aprendido algo nuevo hoy?.

Cuéntanos un poco en los comentarios  y si quieres ayudar a que alguien más aprenda estos fabulosos consejos, comparte este post en las redes sociales, esperamos haberte ayudado 🙂